« Volver a la página de recursos

La nueva política de Facebook e Instagram sobre el marketing del tabaco debe implementarse de inmediato y aplicarse estrictamente

Declaración de Matthew L. Myers, Presidente, Campaign for Tobacco Free Kids
18 diciembre, 2019

WASHINGTON, D.C. - Facebook e Instagram anunciaron hoy nuevas políticas que indican que las plataformas finalmente abordarán el problema de las acciones de marketing de influencers relativas a los productos de tabaco y cigarrillos electrónicos, una estrategia ampliamente utilizada por las compañías tabacaleras en las redes sociales para eludir las leyes de publicidad y comercializar productos mortales en todo el mundo. Con la política correcta, Facebook e Instagram están en una posición única para impedir que las tabacaleras puedan dirigirse a niños, niñas y jóvenes.

Es una necesidad urgente que se actualicen las políticas de Facebook e Instagram sobre marketing de influencers. En un país tras otro, Philip Morris International y British American Tobacco han pagado a personas influyentes para inundar las redes sociales con anuncios de cigarrillos como Marlboro y Lucky Strike, y productos de tabaco calentado como IQOS y Glo.

En los EE. UU., Juul ha alimentado una epidemia de cigarrillos electrónicos entre los adolescentes, impulsada por la publicidad en las redes sociales “deliberadamente orientada hacia los jóvenes”. Ante la ausencia de políticas significativas de las compañías de redes sociales, Facebook, Instagram y Twitter se han convertido en un paraíso publicitario para las grandes tabacaleras y otras empresas de cigarrillos electrónicos.

El anuncio de Facebook e Instagram se produce el mismo día en que la Autoridad de Normas Publicitarias del Reino Unido (ASA, por su sigla en inglés) anunció que prohibió a British American Tobacco y a otros tres fabricantes de cigarrillos electrónicos usar cuentas públicas de Instagram para anunciar a los consumidores en el Reino Unido.

Es imperativo que Facebook e Instagram no solo promulguen rápidamente estos cambios en las políticas, sino que también controlen estrictamente su cumplimiento. También es crucial que plataformas como Twitter, Snapchat y YouTube sigan su ejemplo para garantizar que no se deje ninguna puerta abierta para que las compañías de tabaco apunten a niños, niñas y jóvenes en las redes sociales. Las empresas tabacaleras han pasado décadas dirigiéndose a niños y niñas; las empresas de redes sociales no deben ser cómplices de esta estrategia.